RIO DE JANEIRO SE PREPARA PARA RECIBIR AL PAPA Y A 1.5 MILLONES DE FIELES

000_mvd6547979 

 

 

Por Santiago Pérez desde Rio de Janeiro 

 
La nota que nos envía nuestro colaborador desde el Brasil adquiere particular importancia -más allá de la visita del Papa católico – dada la conflictiva situación social que vive el país hermano.

 

 

La ciudad de Rio de Janeiro se prepara para albergar desde el próximo día martes (23 de Julio) la XXVIII edición de la Jornada Mundial de la Juventud. El evento, que contará con la presencia de su santidad, el Papa Francisco, convocará a 1,5 millones de fieles de todo el mundo. Se trata de un acontecimiento de envergadura global y que atraerá más turistas inclusive que el Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos, a desarrollarse también en Brasil en los años 2014 y 2016 respectivamente.

Como consecuencia del elevado nivel de conflictividad social por el que atraviesa el país desde hace semanas, se ha diagramado un estricto operativo de seguridad. El mismo no solo contará con la Policía Militar Estadual y otras fuerzas federales, sino también con las Fuerzas Armadas. No será de extrañar ver circular por las calles de Rio (como ya sucedió durante la Copa de las Confederaciones) a vehículos militares, soldados armados e inclusive destructores de la marina a escasos metros de la costa. Las autoridades consideran la protección de la convocatoria una cuestión de defensa y no solo de seguridad.

La jornada se compondrá básicamente de dos grandes eventos, uno de ellos en la playa de Copacabana en la zona sur de la ciudad en donde se esperan dos millones de asistentes. Se trata de un área emblemática, una “Postal de Rio”. El mítico barrio está acostumbrado a albergar multitudinarias citas como recitales gratuitos o celebraciones de año nuevo de masiva concurrencia. La otra gran convocatoria será en la zona oeste de la ciudad, en la localidad de Guaratiba. Allí se trabaja a contra reloj en los preparativos. Debido a la escasez de transporte público y la accidentada geografía carioca, plagada de morros, lagos y saturadas avenidas, el desplazamiento de más de 1 millón de personas desde las zonas céntricas hasta allí promete ser, cuanto menos, complejo.

El sector turístico se verá generosamente beneficiado, se esperan ingresos adicionales por 530 millones de dólares. Las principales atracciones de la ciudad funcionarán con horario ampliado. El morro del Corcovado, donde se encuentra la estatua del Cristo Redentor (posiblemente uno de los mayores símbolos religiosos del planeta) estará abierto al público las 24 horas del día por primera vez en sus 83 años de vida.

En un intento por “encausar” posibles manifestaciones las fuerzas de seguridad están realizando trabajos de inteligencia en las redes sociales. Se busca así adelantarse a las concentraciones que podrían ser planificadas por la mencionada vía. El pasado miércoles (17 de Julio) se registraron violentos enfrentamientos entre manifestantes y la tropa de choque de la Policía Militar en el exclusivo barrio de Leblon, en las cercanías de la residencia del gobernador Sergio Cabral. El episodio se extendió hasta altas horas de la madrugada y finalizó con disparos de balas de goma, gases lacrimógenos, bombas de efecto moral y destrucción del patrimonio público. Queda así demostrado empíricamente que el estado de movilización social dista de estar resuelto y podría eventualmente generar inconvenientes durante el desarrollo de la Jornada Mundial de la Juventud.

Santiago Pérez. 19 de julio

4 pensamientos en “RIO DE JANEIRO SE PREPARA PARA RECIBIR AL PAPA Y A 1.5 MILLONES DE FIELES”

  1. 29 de julio

    Sin dudas hay verdad en los dos comentarios. Sin embargo, y centrando el análisis en lo dicho por JSV, me parece sensato tener muy en cuenta el entramado religioso-político al que ha de abocarse el Papa a su regreso al Vaticano. En sus discursos, homilías y conferencias de prensa, ha avanzado siglos en el nivel del reconocimiento papal de lo que estaba ya en las expectativas de los grupos más esclarecidos de la Iglesia. Por eso mismo, por la ruptura pública que significa con las posiciones tradicionales sostenidas y ejecutadas a lo largo de los siglos por la jerarquía católica, es más importante asumir en profundidad los escollos que habrá de encontrar en la medida en que intente realizar lo prometido o, por lo menos , citado en sus palabras. No pedir YA!!! lo que ni Francisco ni la Iglesia pueden dar. Tengo para mi que sería un gran paso adelante, un signo inocultable de proyección hacia el futuro, si puede superar el síndrome de angustia existencial que destruyó la vida de Paulo VI, atenazado por los extremistas y la corrupción en la Curia vaticana . Por lo demás, la Iglesia tiene sus tiempos…

  2. Como el tema “Francisco” sobrepasa lo estrictamente “religioso” y es una
    figura que está pegando fuerte en este occidente descafeinado, van
    algunas “reflexiones heréticas” sobre el asunto.
    1) Opino humildemente que en este affaire Bergoglio/Brasil, hay que
    dejar que el tiempo fluya, que los remolinos devocionales se calmen y que la
    ortodoxia vaticana vuelva al zarandeo de sotanas coloradas y mitras
    enjoyadas. ¡¡Apenas se han cumplido unas semanas màs de los primeros cien
    días de su pontificado!!
    2) Si no lo pudo el bueno de Francisco de Asís (ni los cátaros
    contemporáneos a él que terminaron “asaditos”…), temo que don
    Bergoglio tampoco podrá (¡si es que realmente lo quiere así!) eludir los
    ancestrales designios de una organización multinacional, riquísima y aliada
    estrategicamente a cuanto poder terrenal y ultraterrenal se le aparezca
    en el camino.
    3) No creo que en el amable papa jesuita haya mala intención en cada uno
    de sus actos, por màs demagógicos o mediáticos que se denuncien. Creo
    sinceramente que esa burocracia (a la que él pertenece por derecho) está
    enquistada y oxidada por más de mil quinientos años en prebendas y
    malabarismos doctrinales. Por ello le será extremadamente difícil de
    modificar.
    4) Si de algo estoy convencido es de que los lineamientos de la “moral
    tradicional católica apostólica romana” serán conservados más allá de sus
    discursos y de sus homilías populares.
    Nadie “se haga los rulos” con que este papa firme algún documento
    favorable a una mirada abierta sobre la moral sexual: la liberación
    femenina (aborto/anticoncepción), la ordenación de mujeres y de varones
    homosexuales declarados, el matrimonio igualitario, la derogación del
    canon sobre el celibato sacerdotal…
    5) Con referencia al otro punto crucial: la economía secreta de las
    arcas vaticanas y sus difusas y “pías” ramificaciones…ya comenzaron las
    intrigas palaciegas con las denuncias de Mons. Scarano y Mons.
    Ricca…que le quede claro: “Con la guita no se jode”.
    6) En fin, que todo es fantástico y promisorio desde el discurso (¿el
    “relato”?) de esta nueva etapa y habrá que esperar “los frutos” reales y
    concretos en unos años. Hace medio siglo que el Concilio Vaticano II
    concluyó. ¿hemos sido testigos de “cambios eclesiales revolucionarios” los que en aquella época éramos monaguillos adolescentes?
    Permítaseme dudarhonestamente o muéstrenme las pruebas irrefutables.

  3. El Papa y su presentación corporal y textual también constituye un “modelo para armar”, según la aguda observación de Mario respecto de Brasil. Por ahora vemos gestos, coreografías, símbolos fuertes, palabras incómodas y conceptos polémicos. Todavía es posible-siguiendo el estilo jesuita- caracterizarlo como revolucionario, reformista, renovador o conservador, todo a la vez, sin contradicción alguna. Habrá que esperar que el impacto de su figura cercana y coloquial, cálida y afectiva transforme esa energía vital en sustancia y actos concretos, aportando a un mundo occidental desquiciado el impulso suficiente para comenzar a recuperar la dignidad humana, fundamento esencial del cristianismo de Jesucristo.
    Selecciono algunas de sus reflexiones: “Una Iglesia pobre(…),una juventud movilizada(…),la insoportable idolatría del dinero,(…)una civilización mundial que se pasó de rosca,(…) y un Estado laico que favorece la coexistencia de las religiones”.Tendrá un duro camino si pretende transformar un catolicismo cristalizado y anacrónico, modificando la estética imperial vaticana y enfrentando las escandalosas y diversas formas de corrupción.”Los obispos no son príncipes,no pueden tener psicología de príncipes”,(…), el mundo nos convirtió en una reliquia del pasado”, les dijo a los cardenales. Esperamos que el aire fresco y el viento nuevo de la ética humanista que predica y el abandono de la rigidez y del fundamentalismo, remita a la Iglesia a las fuentes originarias, aquel mensaje inicial del amor al otro. Que además de su carisma, esa fuerza espiritual que exhibió ante millones, lo reconcilie con lo humano del hombre, alejado de los mandatos del poder y de los intereses temporales de los imperios. Una buena noticia, una persona buena que puede cambiar el curso de las cosas. ¿Porqué no creerle?

  4. La situación actual de Brasil es muy preocupante. Su economía está en seria crisis y las esperanzas de la población marginal son muy difusas. El especial sincretismo religioso y la abrumadora mayoría nominalmente católica, han logrado potenciar este movimiento masivo ante el viaje pontificio. Habrá que saber medir qué rumbos tomará esa potencia sudamericana después de concluida esta promocionada visita y en un caliente ambiente electoral. Brasil es hoy un “modelo para armar” con piezas muy frágiles.

Los comentarios están cerrados.