El Agua y la Sustentabilidad de los Sistemas que Integra

COLABORACIÓN ESPECIAL DE ANA MARÍA BEZZI

Abogada. Lic. en Ciencias Naturales.  Jueza  de Cámara de Apelación en lo Contencioso Administrativo. San Martín. Prov. Buenos Aires.

I-INTRODUCCION.

1.1- Existen diversos ecosistemas acuáticos, entre los cuales, se encuentran aquellos que constituyen “HUMEDALES.”  Los humedales se caracterizan por la diversidad biológica; esto es, la gran diversidad de especies que viven en ellos. Brindan beneficios para la sustentabilidad del planeta, y por ende para la humanidad.

Desempeñan importantes funciones tales como: a) Recarga y descarga de acuíferos, b) Reposición de aguas subterráneas, c) Depuración de las aguas, d)Retención de sedimentos y tóxicos, e) Retención de nutrientes, f)  Soporte de cadenas tróficas y  reservorio de biodiversidad, g)  Estabilización de la línea costera, h) Transporte acuático, i) Recreación activa, j) Mitigación del cambio climático. Mencionare a fin de ejemplificar la vastedad y diversidad de ecosistemas:

  • LA CUENCA HIDROLOGICA del RIO DE LA PLATA, como CORREDOR DE HUMEDALES
  • EL  ECOSISTEMA DE GLACIARES. – GLACIAR VICINGUERRA COMO ECOSISTEMA DE HUMEDAL-
  • LAS AREAS COSTERAS MARINAS PROTEGIDAS DE LA PATAGONIA.

1.2- En primer término, haré referencia a la distribución del agua en la Tierra, y el ciclo hidrológico, como datos que nos ubicarán en la necesidad e importancia de que todo estudio, planificación y gestión vinculados al agua tengan un enfoque integrador.

En otro aspecto,  trataré el agua como bien jurídico, bien social; y como derecho humano fundamental, que conlleva deberes.

Ello a fin de destacar los alcances del concepto “ambiente”,  como bien de incidencia colectiva, que “por su naturaleza jurídica, es de uso común, indivisible y está tutelado de una manera no disponible por las partes”, y la trascendencia del enfoque ecosistémico (E.E.) Conceptos en los que opera el “principio de sustentabilidad” vinculado con el “principio de equidad intergeneracional”, en el uso de los recursos naturales. Por lo tanto, las cuencas hidrológicas deben  entenderse como unidades naturales de gestión  ambiental integrales, para la aplicación de todas y cada  una de las políticas de desarrollo sustentable.

Tal gestión tiende a lograr la realización de un principio esencial en materia ambiental, tal como lo es, la conservación y utilización sostenible del agua de modo equitativo, (CDB).

II- LA CUENCA HIDROLOGICA del RIO DE LA PLATA, COMO CORREDOR DE HUMEDALES.

La cuenca del Río de la Plata. La Cuenca del Plata, con una superficie de 3.200.000 km² es la quinta cuenca hidrográfica más grande del mundo. Abarca una parte importante de los territorios pertenecientes a Argentina, Bolivia, Brasil, Uruguay y Paraguay, la totalidad del territorio de Paraguay

2.1. ENFOQUE ECOSISTEMICO (EE) DEL AGUA.

Comenzaré recordando que el agua constituye cuencas de captación, como  unidades integrales de la naturaleza, que son  asientos de los ecosistemas y del desarrollo y el bienestar  humanos.

La CUENCA HÍDROLÓGICA comprende el espacio o territorio delimitado por la unión de todos los afluentes o subcuencas, que forman el río principal, en un sistema integral de drenaje natural, que lleva sus aguas al mar a través de un único río, y las aguas suterráneas.

Por lo tanto, las cuencas hidrológicas deben  entenderse como unidades naturales de gestión  ambiental  para la aplicación de todas las políticas de desarrollo sustentable.

El tema impone ser abordado desde un enfoque ecosistémico. En primer término, ello va a permitir que se visualice la dinámica e interacción del agua con todos los elementos que integran el medioambiente,  surgiendo claramente el paradigma de complejidad en el funcionamiento ambiental. Además y fundamentalmente, permitirá demostrar que el enfoque por ecosistemas, en tanto vincula todos los procesos ecológicos, socioeconómicos e institucionales pertinentes, resulta una estrategia necesaria para la gestión integrada del ambiente y los recursos naturales.

De tal forma, se logrará optimizar un principio esencial en materia ambiental, tal como es, la conservación y utilización sostenible del agua de modo equitativo, (CDB)

Debemos señalar que la equidad a su vez, está orientada a lograr la concreción de otros principios fundamentales del Derecho, como lo son el principio de igualdad ante la ley y el principio de dignidad humana.

La sustentabilidad o utilización sostenible del agua, se logrará con una utilización de manera compatible con el mantenimiento de las propiedades naturales del ecosistema”, de tal modo que pueda arrojar los mayores beneficios continuados posibles a las generaciones actuales al tiempo que se mantiene su potencial de satisfacer las necesidades y las aspiraciones de las generaciones futuras”.

Cabe tener presente que La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS)-Johannesburgo, 2000) invocó y relacionó una  reducción significativa o  pérdida de diversidad biológica para el año 2010,  con la falta de una adecuada gestión integrada de los recursos hídricos. De modo tal que, la conservación de la diversidad biológica y la gestión de los humedales fluviales son objetivos inescindibles.

Resulta asímismo oportuno recordar la distribución del agua en la Tierra, y el ciclo hidrológico, como datos que nos ubicarán en la necesidad e importancia de que todo estudio, planificación y gestión vinculados al agua tengan el enfoque integrador que he referido

La Ley Marco de la Política Hídrica Argentina (Acuerdo Federal del Agua), al establecer los principios rectores de la misma, reconoce en relación al agua y su ciclo, que es un recurso renovable, escaso y vulnerable, que tiene un único origen.

Así, el 97,5 % del agua de la Tierra pertenece a los océanos. Sólo el 2,5% del agua que cubre nuestro planeta es agua dulce, y el 70% de esta cantidad se encuentra congelada en glaciares y los casquetes polares. El 30 % se encuentra en aguas subterráneas; del 0,4 que se encuentra en aguas superficiales y atmosféricas:  el 67,4 % en lagos de agua dulce; el 20,6% en humedales; el 1,6 % en ríos y el 9, 5 %  en la atmósfera. La distribución del agua dulce depende de un ciclo hidrológico global y de su efecto sobre las condiciones locales

.      El sol, calienta el agua de los océanos, la cual se evapora hacia el aire como vapor de agua. Ésta se condensa y precipita, como nieve o lluvia, escurriendo por la superficie a ríos y otras fuentes de agua. Asimismo, parte del agua se filtra por la superficie, conformando el agua subterránea.- napa freática y acuíferos-

El Convenio sobre la Diversidad Biológica ha descrito el enfoque por ecosistemas como una estrategia para la gestión integrada del ambiente y los recursos naturales por la que se promueve la conservación y utilización sostenible de modo equitativo.      En dicho enfoque se reconoce que los seres humanos con su diversidad cultural, constituyen un componente integral de muchos ecosistemas.

Así, a partir de un criterio sustancial, en el año 2000 la Convención sobre Diversidad Biológica adopta el Enfoque Ecosistémico (EE) como una estrategia integrada para el manejo de la tierra, el agua y los recursos naturales. Una de las áreas que ofrece mejores posibilidades de la implementación del EE es la consolidación de los sistemas de áreas protegidas, redes ecológicas y corredores biológicos y de conservación.

De tal forma, surgirán claramente: el paradigma de complejidad en el nexo causal en materia ambiental, con una  causalidad circular, en tanto la causa precede al efecto y a su vez, el efecto a la causa., el interés público y la dimensión social. Estos conceptos  priman en procesos como los ambientales, en una interacción compleja de los efectos individuales y colectivos, presentes y futuros.

En este aspecto, Lorenzetti sistematiza la evolución de las etapas en el desarrollo de la materia ambiental, calificando la tercer etapa que comprende la actual como “paradigmática”. En tal sentido destaca, que “El paradigma ambiental se basa en una idea de interacción compleja que toma en cuenta los efectos individuales y colectivos, presentes y futuros de la acción humana”

2.2- EL AGUA COMO BIEN JURÍDICO Y COMO DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL.

Podemos decir que actualmente,  el agua es un bien jurídico en si mismo, y como integrante sustancial del medioambiente. Tal como he referido, se trata de un bien  de incidencia colectiva, de uso común, indivisible, tutelado de manera no disponible para las partes.

Se encuentra tutelada y regulada por un vasto ordenamiento jurídico: Constitución Nacional y Constituciones Provinciales; Códigos de fondo; Leyes Ambientales de Presupuestos Mínimos; Leyes Ambientales Provinciales: Códigos de Aguas; Acuerdos Federales; Convenciones y Tratados internacionales; entre otras fuentes.

Por otra parte, el derecho al agua y  al  medioambiente tiene la peculiaridad de constituir por un lado, un derecho personalísimo, esencial, humano; y en otro aspecto, un derecho predominantemente social. Se lo considera entre  los denominados “derechos humanos” de “tercera generación” basados en conceptos de cooperación y solidaridad.

Resulta importante destacar que  cada derecho, implica un deber. Así poseer un derecho en el sentido jurídico del término, equivale a la imposición por parte del ordenamiento jurídico de un deber correlativo y complementario a otra persona o a la misma, en el caso de derecho- deber.

Los derechos fundamentales no solo tienen aquella proyección comunitaria en los deberes jurídicos  fundamentales; sino también se ha señalado la dimensión institucional de los mismos, en cuanto al compromiso del Estado en su tutela efectiva.

Surge en consecuencia, conforme a los principios señalados, obligaciones ineludibles en relación a los sujetos involucrados:

• Para los ciudadanos o habitantes en general

• En particular, para  aquellos que realicen actividades antrópicas o susceptibles de causar contaminación.

• Para las autoridades públicas de proveer las medidas conducentes a la preservación de los derechos garantizados.

Así, el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales, “Protocolo de San Salvador”, reconoce en el artículo 11, el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente sano y a contar con los servicios públicos básicos, comprometiendo a los estados partes a promover la protección, preservación y mejoramiento del medio ambiente (art. 75 inc. 22 Constitución. Nacional.).; y de la La Observación N 15, sobre la Convención Universal de Derechos Económícos, Sociales y Cuturales.

Refuerzan la tutela medioambiental la regulación jurídica de AREAS PROTEGIDAS NACIONALES (LEY 22.351)  Y PROVINCIALES, LA CONVENCIÓN INTERNACIONAL DE RESERVAS DE LA BIÓSFERA, LA CONVENCION INTERNACIONAL DE HUMEDALES (LEY 25.335), LA CONVENCIÓN DE DIVERSIDAD BIOLÓGICA ( LEY 24.375 ), y los BIENES NATURALES  PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD ( LEY 24.375)  .

La LEY GENERAL DEL AMBIENTE, 25.675 además de enunciar los principios de la política ambiental, determina como “Bien jurídicamente protegido” establecer “…los presupuestos mínimos para el logro de una gestión sustentable y adecuada del ambiente, la preservación y protección de la diversidad biológica y la implementación del desarrollo sustentable”- art 1-; y como objetivo de la política ambiental nacional : a) Asegurar la preservación, conservación, recuperación y mejoramiento de la calidad de los recursos ambientales, tanto naturales como culturales, en la realización de las diferentes actividades antrópicas; b) Promover el mejoramiento de la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras, en forma prioritaria;

Por su parte, la ley 25688 de GESTIÓN AMBIENTAL DE AGUAS, considera  Agua: al conjunto de los cuerpos de aguas naturales y artificiales, superficiales y suterráneas, así como las contenidas en los acuíferos, ríos subterráneos y atmosféricas.

2.3- LA CONVENCIÓN SOBRE LOS HUMEDALES. SITIOS RAMSAR.

LEY 23.919.  LEY 25.335 – T. O.- CONVENIO RAMSAR-

El término humedales se refiere a una amplia variedad de hábitats interiores, costeros y marinos que comparten ciertas características. En principio, se trata de áreas que se inundan temporariamente, donde la napa freática aflora a la superficie o en suelos de baja permeabilidad cubiertos por agua poco profunda.

. La Convención sobre los Humedales los define en forma amplia como: “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”. En este concepto, quedan incluidos los ambientes acuáticos continentales y la zona costera marina.

Los humedales brindan beneficios para la sustentabilidad del planeta, y por ende para la humanidad. Desempeñan importantes funciones tales como: a) Recarga y descarga de acuíferos, b) Reposición de aguas subterráneas, c) Depuración de las aguas, d)Retención de sedimentos y tóxicos, e) Retención de nutrientes, f)  Soporte de cadenas tróficas y  reservorio de biodiversidad, g)  Estabilización de la línea costera, h) Transporte acuático, i) Recreación activa, j) Mitigación del cambio climático.

Conforme a lo reseñado, los humedales proporcionan recursos naturales de gran importancia para la sociedad; y a fin de conservarlos, su aprovechamiento debe enmarcarse en el uso racional. El uso racional de los humedales es el mantenimiento de sus características ecológicas, logrado mediante la implementación de enfoques por ecosistemas dentro del contexto del desarrollo sostenible.

La República Argentina tiene importantes ecosistemas de humedal, diecinueve de los cuales han sido declarados como sitios Ramsar. ( ver MAPA RAMSAR)

III.-     CONCEPTOS FINALES.

  • El agua es un bien jurídico en si mismo, y como integrante sustancial del medioambiente. Por otra parte, ha sido reconocida constitucionalmente y en el derecho internacional, como un derecho humano fundamental; que a su vez conlleva deberes.
  • Constituye cuencas de captación, como  unidades integrales y definibles de la naturaleza,   que son  asientos de los ecosistemas y del desarrollo y  el bienestar  humanos.
  • Los humedales brindan numerosos beneficios a través de sus • recursos (agua, peces, madera, fibras, plantas medicinales y demás vida silvestre) • funciones (provisión de agua dulce, regulación de inundaciones y sequías, retención de sedimentos y nutrientes, remoción de tóxicos, estabilización de microclimas, retención de carbono,  prevención de intrusión de agua salada, recarga de acuíferos, transporte, turismo) • atributos (banco genético, importancia sociocultural).
  • La utilizacion sostenible es “el uso del humedal por los seres humanos de manera que pueda arrojar los mayores beneficios continuados posibles a las generaciones actuales, al tiempo que se mantiene su potencial de satisfacer las necesidades y las aspiraciones de las generaciones futuras”.
  • En tanto cumplen un papel insustituible en la provisiòn del agua dulce, son considerados como “los riñones del planeta”. La conservación y el manejo sustentable requieren un manejo racional del agua y de las cuencas para mantenerse y cumplir sus funciones.
  • Por lo tanto, las cuencas hidrológicas deben  entenderse como unidades naturales de gestión  ambiental integrales, para la aplicación de todas y cada  una de las políticas de desarrollo sustentable.
  • Tal gestión tiende a lograr la realización de un principio esencial en materia ambiental, tal como lo es, la conservación y utilización sostenible del agua de modo equitativo, (CDB)
  • La equidad a su vez, está orientada a lograr la concreción de otros principios fundamentales del Derecho, como lo son el principio de igualdad ante la ley y el principio de dignidad humana.

BIBLIOGRAFIA

1)           LORENZETTI, Ricardo Luis, “Teoría del Derecho Ambiental”, Ed. La Ley, 2008.

2) CSJN “Causa Mendoza” 20/6/2006; 8/7/2008

3)  VIGO, Rodolfo Luis; “Los Principios Jurídicos”; Edit Depalma, 2000

4) www.ramsar.org/info/values_biodiversity_s.htm

5) DAVIS, T.J., BLASCO, D. y CARBONELL, M; “Manual de la Convención de Ramsar: una guía a la Convención sobre los humedales de importancia internacional; 1996, Oficina de la Convención de Ramsar, Gland, Suiza.

7)  Cfr. CANEVARI P., D.E. BLANCO y BUCHER; “Los beneficios de los Humedales de la Argentina”. Amenazas y Propuestas de Soluciones”; 1999, Wetlands Internacional, Buenos Aires, Argentina.

2 pensamientos en “El Agua y la Sustentabilidad de los Sistemas que Integra”

  1. Excelente nota y con sólida fundamentación jurídica. Sería importante que la autora profundice la temática del agua y su relación con la minería así como la importancia del recurso en la geopolítica mundial.

  2. Muy buen trabajo sobre un tema poco conocido como es el de los humedales y su importancia en la preservación del medio ambiente. Me permito sugerir que en el próximo capítulo sobre este tema se profundice el análisis sobre el agua como recurso central en la vida del planeta y, en particular, sobre las carencias y proyectos de que dispone el país para proveer de dicho elemento a poblaciones enteras que sufren su escasez y las secuelas que de ello derivan.
    Gracias.

Los comentarios están cerrados.